Arquitectura Popular

warning: Creating default object from empty value in /usr/home/serrablo/www/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Casas de piedra. Gustos y modas

En diversas ocasiones hemos expuesto en este Boletín opiniones y criterios relativos al tratamiento de la llamada arquitectura popular o tradicional de Serrablo y Tena así como, por su afinidad tipológica con aquella, la de las comarcas vecinas de Jacetania y Sobrarbe.

Imagen de Amigos de Serrablo

Acto inaugural de las fuentes de Estallo, San Vicente y Latrás

El pasado ocho de diciembre se llevaba a efecto este acto tras la restauración de la fuente-lavadero de Estallo, y las fuentes de San Vicente y Latrás. Para los trabajos se ha contado con la colaboración de Adecuara y el Ayuntamiento de Caldearenas. Han sido 43.000 euros y las obras las ha realizado Mallata S.Coop.

Imagen de Amigos de Serrablo

Convenio con la DGA para restauraciones

Hace unos meses se firmó un Convenio entre "Amigos de Serrablo" y el Dpto de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón para restaurar las cubiertas de las iglesias de Lárrede y Rapún, actuaciones diversas en las de Isún y Espierre y "otras intervenciones en el patrimonio cultural arquitectónico del Serrablo". El plazo de realización de los trabajos es a tres años y la cuantía 330.000 euros (100.000 el primer año, 110.000 el segundo y 120.000 el tercero). Una vez más, agradecemos a la DGA su disposición para seguir en esta línea de trabajo.

Restauraciones 2006

En el apartado de restauraciones, la labor acometida por Amigos de Serrablo, en el pasado año 2006 ha sido amplia y variada. A lo largo del año se han ido desarrollando diversos trabajos de restauración y rehabilitación localizados en varios núcleos de nuestra comarca, que han abarcado a diferentes edificios tanto de arquitectura religiosa como civil consiguiendo la consolidación y terminación a nivel estructural de todos ellos y a nivel funcional y ornamental en algunos.

Los suelos de canto rodado de Larrés, Satué y San Ramon de Belarra restaurados

Durante los meses de julio a septiembre se procedió a la restauración de los suelos de canto rodado de San Ramón de Belarra, el suelo de la 1ª planta de la torre de Satué y el de 1ª planta del Castillo de Larrés, una iniciativa llevada a cabo gracias al apoyo de Amigos del Serrablo, con la financiación de la Comarca del Altogállego y en especial de Julio Gavín, que impulsó la puesta en marcha de estas restauraciones de suelos de canto rodado y cuyo interés por este tipo de suelos siempre estuvo presente.

Torres en Serrablo

VILLACAMPA
Torre.
Lugar despoblado perteneciente al municipio de Sabiñánigo, emplazado a 1.110 metros de altitud. Se llega a él por pista que parte de la carretera del Guarga, resultando imprescindible utilizar vehículo todo terreno.

La primera mención de Villacampa es del 28 de agosto de 1067, citándo al mayordomo Sancho Garcés de Villacampa. Entre 1083 y 1100, presenta como tenentes a los señores Blasco Garcés y García Jiménez.

La torre es de planta cuadrada, construida con sillarejo trabajado a martillo y aparejado por hiladas. En la actualidad se compartimenta en tres pisos. El inferior tiene 6'25 m2 de superficie útil, accediéndose a él por el muro meridional, abierto con posterioridad; se ventilaba con un angosto vano adintelado. El primer piso descansó en vigas de madera que apean en mensulitas; este piso daba a la puerta originaria instalada en el muro norte y abierta en altura a 1'56 m del suelo. Por trampillas comunicaba con las plantas baja y superior. La puerta, de amplia luz, culmina con arco de medio punto -interior y exterior-, cuyo despiece es de dovelas pequeñas, muy regulares. El tercer piso se articula con madera embutida en mechinales, cubriendo el conjunto de pisos tejadillo a dos vertientes sobre enmaderado.

Torres en Serrablo

ESCARTÍN. Iglesia fortificada

Lugar despoblado perteneciente al municipio de Broto, situado a 1.360 m de altitud. Es uno de los núcleos alto aragoneses con mayor dificultad de aproximación y accesos: desde Bergua, dos horas a pie. Hace unos años se abrió una pista, larguísima, desde el Sobrepuerto (Basarán-Cortillas), actualmente cortada por las avenidas del barranco de Otal y los desprendimientos en dos tramos cercanos al casco poblacional, en ruina generalizada.

Imagen de Garcés Romeo, José

Recuperación de dos Ermitas: Ntra. Sra. de Palarriecho en Espierre y San Ramón de Belarra

Tras la restauración de la Torraza de Lárrede y los trabajos en las cubiertas del castillo de Larrés, ha llegado el turno recientemente a dos pequeñas ermitas situadas en las proximidades de Espierre y Belarra. La primera tiene gran interés por ser una pieza del primer mozárabe serrablés y la segunda, de un románico tardío y a pesar de su sencillez, merecía la pena ser restaurada.

ESPIERRE

A una altitud de 1242 m. y en las faldas del monte Erata (2009 m.) se sitúa este pueblo, junto con Barbenuta, en un enclave paisajístico precioso. Como en muchos lugares de la comarca aquí tampoco se libraron de la despoblación, aguantando hasta el final de sus días dos personas solteras y mayores, Elena y Andrés. No obstante, el pueblo no ha quedado abandonado, ni mucho menos. Desde hace unos pocos años se ha emprendido un proceso de rehabilitación de varias casas y bordas para su utilización como segunda residencia. De tal suerte, la estampa actual de Espierre desborda vida. La mejora de su acceso, al haber sido asfaltado el camino hasta Barbenuta, constituye una mejora de primer orden.

Torres en Serrablo

AZPE. Casa fuerte.

Lugar despoblado de propiedad privada perteneciente al municipio de Sabiñánigo, emplazado a 1.251 m. de altitud. Era población de llanura alta, en el flanco septentrional del piedemonte umbrío de la sierra de Guara. Le comunican la carretera del Guarga y pista de Nocito, dejándola en Cuello Bail para rodar el vial que muere en Abellada; está en mal estado y requiere todo terreno. Desde Abellada caminaremos media hora a pie, escoltados por robles centenarios de gran corpulencia.

La ermita de la Virgen, en Basarán

A las afueras del pueblo, en el extremo nordeste, se encuentran los restos de la ermita de la Natividad de la Virgen, denominada popularmente ermita de la Virgen, de un valor artístico notable, cuyos gruesos muros se siguen manteniendo en pie, como si quisieran dar testimonio de la vida que a su alrededor hubo, reducida ahora a unos desordenados pedregales, que la vegetación a toda costa está tratando de ocultar.

Presenta una planta rectangular (12 x 4 m. aprox.) y ábside plano, cubierto con un pequeño tramo de bóveda apuntada (2,5 m.), que cubre la mesa-altar. En los muros laterales se abren dos grandes arcos de medio punto, configurando cuatro vanos a modo de capillas, en uno de los cuales se abre la pequeña puerta adintelada de acceso, en la fachada sur. La escasa iluminación entraba a través de tres estrechas y aspilleradas ventanitas practicadas, dos en el muro sur y otra en el hastial de la fachada oeste.

Distribuir contenido