Arquitectura Popular

warning: Creating default object from empty value in /usr/home/serrablo/www/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Casetas y casetones

Los estudios sobre la arquitectura popular se centran, casi exclusivamente, en las características de la casa y de sus diferentes tipologías, citando de forma más superficial las construcciones complementarias, como las bordas o las casetas, que también tenían gran importancia en las actividades tradicionales del mundo rural.

Imagen de Garcés Romeo, José

La arquitectura popular en las distintas áreas de Serrablo

Generalidades y descripción de sus núcleos José Garcés Romeo, Julio Gavín Moya, Enrique Satué Oliván

g) Atós

Este pueblo, propiedad de ICONA, se asienta en la margen derecha del Guarga, sobre una loma de suave basculación hacia el suroeste, a 760 m de altitud. Sus dos casas se hallan en total ruina, unidas por una calle con un pozo central; la iglesia se encuentra hacia el sur; totalmente aislada y alejada.

Recuperación de los núcleos rurales

En nuestro Serrablo, como en tantos lugares de España, muchos pueblos deshabitados desaparecerán del todo porque su situación geográfica o su estado de deterioro, impedirán cualquier actuación razonable y sólo se podrá mantener, con grandes esfuerzos, sus edificios más significativos, si los tienen. Otros, porque las alternativas posibles a su reutilización difícilmente podrán garantizar su pervivencia por lo que no se justifica una inversión en infraestructuras y servicios.

Imagen de Gavín Moya, Julio

Tejados de losa

Una de las características exteriores que definen la Arquitectura Popular en el Altoaragón es, además de las siluetas de sus chimeneas, las cubiertas de "LOSA" de sus casas, tanto en viviendas, como en las construcciones anejas para uso agrícola o ganadero, cuadras, pajares, parideras, pozos, etc. El material de estas cubiertas, al igual que el resto de las construcciones, se realizaban con los materiales que podían obtener en su entorno, y que no era otro que madera, piedra y barro.

A vueltas con la arquitectura popular

En alguna ocasión me he referido en este Boletín a la protección de la arquitectura popular y a la responsabilidad de los organismos públicos de velar por ella.

Y es que se viene produciendo, a menor escala, lo que ocurrió en los años 60-70, con la construcción urbana, motivada por una progresiva avidez inmobiliaria que iba por delante de los planeamientos de las urbes, lo que dio lugar a una gran improvisación y desorden urbanístico.

Imagen de Garcés Romeo, José

La arquitectura popular en las distintas áreas de Serrablo

8.6. Valle de Basa

b) Espín

A 1.144 m, Espín se encuentra enclavado en la cabecera del valle de Basa, en ligero promontorio. Su ruina es total, pues no queda en pie sino algún pequeño pajar. Deshabitado desde hace bastantes años, a fines del S. XV contaba con 2 fuegos, y a mediados del XIX, con 4 vecinos y 24 almas.

Imagen de Garcés Romeo, José

La arquitectura popular en las distintas áreas de Serrablo

af) Senegüé

Senegüé está asentado a 820 m. sobre la morrena terminal del antiguo glaciar del valle de Tena (fot. 21), en la margen derecha del Gállego. En buen estado de conservación, no obstante se ha remozado extremadamente (uralita, revoques, etc.) (fot. 2) en las dos últimas décadas, con lo que han desaparecido chimeneas y tejados de losa. Su trama urbana es compleja, con algunas plazas amplias. Hoy lo habitan con carácter fijo unas 25 familias.

Imagen de Garcés Romeo, José

La arquitectura popular en las distintas áreas de Serrablo

y) Pardinilla

A 842 m de altitud, Pardinilla se aposenta en la Val Ancha, al amparo de una suave loma y en ligera vaguada. Su estado de conservación puede considerarse como regular, con casas en ruina y, a la vez, muchas reformas en las demás. Solamente quedan habitadas con carácter fijo tres casas.

A finales del s. XV, contaba Pardinilla con 6 fuegos; a mediados del XIX, con 16 vecinos y 99 almas, y en 1981 figuraban. 20 habitantes.

Imagen de Garcés Romeo, José

La arquitectura popular en las distintas áreas de Serrablo

s) Latas.

A 900 m de altura, en la margen izquierda del Gállego, Latas se asienta en suave ladera con declive hacia el Oeste y en solana. El pueblo está bien conservado pero se halla bastante remozado. Se estructura en forma lineal, con una única calle que desemboca al norte, en su iglesia románica.

A fines del s. XV, Latas contaba con 5 fuegos; a mediados del XIX, residían en él 3 vecinos y 18 almas, que habían descendido a nueve en 1981.

Distribuir contenido