Geografía

warning: Creating default object from empty value in /usr/home/serrablo/www/modules/taxonomy/taxonomy.pages.inc on line 33.

Otal, en pleno corazón de Sobrepuerto

El Pirineo en su conjunto es una cadena singular, insólita y maravillosa. Pero dentro de la misma, entre las montañas y valles que lo configuran, existen espacios más especiales si cabe, más insólitos y únicos, más sorprendentes por su ubicación, altitud, delimitación, o por sus características físicas y condicionantes humanos. Enclaves en los que, por lo general en la actualidad, se puede llegar a escuchar a la perfección el silencio debido a su soledad, a encontrarse práctica o completamente vacíos de la presencia humana, por encontrarse despoblados y sus pueblos deshabitados.

Señoritas y curas sin cabeza

Las Señoritas de Arás, 'O cura y a casera' - Fotografía de Javier AraAunque el título lo podría sugerir, este artículo no va de curas ni de señoritas normales, sino de formaciones pétreas que nos ha dejado el curso secular de la naturaleza para deleite del observador y patrimonio de todos. Se trata de las Señoritas de Arás y del desconocido para la ciencia Cura de Aurín.

El parque cultural de Serrablo: un gran objetivo posible

Lárrede

Evocar al Serrablo es aludir a nuestras raíces, nuestra historia, lengua, patrimonio y sentimiento. Es hablar de lo mejor de nosotros mismos: nuestra capacidad de unirnos y emprender proyectos juntos, como hicieron aquellos pioneros, hace más de 40 años, que aunaron esfuerzos, ilusiones, sacrificios y ganas para poner en valor lo que fuimos, somos y seremos.

Arrieros en Serrablo: Antonio Bellosta, de casa Banastón de Naval (II)

7. Mercancías "de bajada" o adquiridas mediante trueque

La lista de productos que Antonio se traía de vuelta en sus viajes tampoco era pequeña. Algunos le interesaban especialmente por su demanda en el Somontano o en otros lugares, mientras que otros simplemente los admitía en forma de trueque ante las dificultades económicas o la escasez de dinero en metálico en algunas casas. En este sentido, Antonio solía decir, medio en serio y medio en broma, que sus clientes tenían tres formas de pago: "tarde, mal y nunca".

El puente cabañero de la Tulivana

Esta histórica postal nos muestra el primitivo puente de la Cañada Real del valle de Tena cruzando el barranco-río Tulivana y, detrás, el puente original de hierro del ferrocarril. Se aprecia como tres operarios están fusteando los troncos para recomponer la pasarela y, al fondo, todavía no existía el barrio del Puente Sardas.

Sabiñánigo-El Puente

Sabiñánigo-pueblo y El Puente de Sabiñánigo se comunicaban de antiguo por el camino que baja desde el primero hasta cruzar el barranco Fondanito a la altura del Mesón del Puente y desde allí a lo largo de la Cañada Real del Valle de Tena, a unos doscientos metros al Sur, se hallaba el puente que cruzaba el río Gállego hasta el mismo pueblo de El Puente de Sabiñánigo, (de ahí el origen de su nombre) con una distancia entre ambos pueblos cercana a los dos kilómetros.

Senegüé: los orígenes de una villa (II)

Conferencia pronunciada en Sengüé el 7 de agosto de 2010

Distribuir contenido