Editorial

Imagen de Garcés Romeo, José

Tras casi dos meses de permanecer cerrado, el Museo de Dibujo "Castillo de Larrés" se ha reabierto al público en fechas recientes. Ese cierre temporal ha sido debido a las obras que se han llevado a efecto en el mismo, obras que se ha procurado concentrar en el tiempo para evitar un cierre mayor.

Por un lado se ha procedido a la instalación de la calefacción, algo verdaderamente necesario; esta instalación ha sido posible gracias a las ayudas recibidas de la DGA y DPH. Al mismo tiempo, se ha llevado a cabo el cambio de la iluminación interior y el acondicionamiento y cerramiento de la torre pequeña del castillo, actuaciones sufragadas por la Fundación Endesa y la Fundación Avina, respectivamente. Con estos trabajos, la infraestructura del Museo ha mejorado considerablemente y se demuestra que es un museo dinámico y que sigue haciendo camino con la mirada puesta siempre hacia nuevas metas.

Los fondos del Museo, como ya es sabido, van engrosándose constantemente. En esta ocasión queremos señalar dos donaciones muy importantes y significativas: una cabeza en bronce de Santiago Ramón y Cajal de Victorio Macho donada por la Galería Goya de Zaragoza y tres fotografías señeras del gran fotógrafo zaragozano y Socio de Honor de nuestra Asociación José Antonio Duce. Ciertamente, tanto la cabeza como las fotografías van a tener lugar destacado en el Museo de Larrés.

De momento no podemos hablar con el mismo entusiasmo en cuanto al tema de mantenimiento de las iglesias serrablesas. Es bien sabido que en estos últimos años las ayudas no han llegado lo que nos provoca un gran malestar. Ha costado un gran esfuerzo recuperarlas pero, cuidado, ese esfuerzo puede resultar baldío en no muchos años si no se van repasando cada cierto tiempo. ¿La solución?, pues sumar esfuerzos a varias bandas: "Amigos de Serrablo", los Ayuntamientos implicados (Sabiñánigo, Biescas, Yebra, Caldearenas...), el Obispado de Jaca, la DGA y la DPH. Y en eso estamos desde nuestra Asociación, a la espera de llegar a una especie de acuerdo con la Consejería de Cultura de la DGA que nos permita disponer de una cantidad anual, no muy elevada por otra parte, para ir reparando cada año aquellas iglesias que necesiten una actuación que evite deterioros mayores. Mientras esto llegue a cuajar, nos congratulamos de la reparación de las cubiertas de la iglesia de Susín a cargo del Obispado de Jaca y Ayuntamiento de Biescas.