Torres en Serrablo

AZPE. Casa fuerte.

Lugar despoblado de propiedad privada perteneciente al municipio de Sabiñánigo, emplazado a 1.251 m. de altitud. Era población de llanura alta, en el flanco septentrional del piedemonte umbrío de la sierra de Guara. Le comunican la carretera del Guarga y pista de Nocito, dejándola en Cuello Bail para rodar el vial que muere en Abellada; está en mal estado y requiere todo terreno. Desde Abellada caminaremos media hora a pie, escoltados por robles centenarios de gran corpulencia.

El conjunto se halla en ruina total y medio engullido por vegetación. En el ángulo noroeste de lo que fue espacio edificado sobresale una casa fuerte con horno exterior. La oculta espesa maleza que también impide recorrer su perímetro. El interior del edificio se ha desplomado, permaneciendo intactas las cuatro paredes.

El inmueble, antigua abadía, fue levantado con mampostería, sillares poco cuidados en los esquinazos y mejor despiece en la composición de vanos. El espesor de muros va de 70 a 80 cm., encerrando planta baja y dos pisos soportados por forjado de madera que descansaba en retranqueos de los paramentos norte y sur, los más largos. La superficie útil sobrepasa los 44 m. cuadrados por planta.

La puerta da al zaguán, hilvanada con ocho dovelas de 52-54 cm. de rosca que dibujan arcada sutilmente apuntada. Estaba defendida por matacán armado sobre un par de ménsulas lobuladas con saliente gradual. Incrusta en sus muros unas cuantas aspilleras para arma de fuego distribuidas en los tres niveles, seis en el último piso que emergen al exterior con grieta vertical y orificio circular centrado. Las hay de sección rectangular y otras con dintel escalonado:

En la pared septentrional abre una ventana con aristas biseladas, cuyo dintel incorpora arquito conopial, y encima de la puerta ventanita rectangular biselada con alféizar moldurado y asientos laterales al modo común de torres y viviendas construidas en la centuria del XVI.