Capital social y organizaciones no lucrativas en España

Imagen de Amigos de Serrablo

Capital social y organizaciones no lucrativas en EspañaEste es el título de un libro recientemente editado por la Fundación BBVA y cuyos autores son Ana Bellostas, José Mª Moneva y Chaime Marcuello; la coordinación ha corrido a cargo de Carmen Marcuello. Tanto Chaime como Carmen, naturales de Sabiñánigo y profesores ambos en la Universidad de Zaragoza, están muy ligados a nuestra Asociación y han puesto su granito de arena al resaltar la labor de “Amigos de Serrablo” en esta publicación. Veamos algúnos párrafos:

“… Amigos de Serrablo es una asociación que ha recibido la Medalla de Oro a las Bellas artes del Gobierno español en 1985 y el premio europeo Europa Nostra en el año 2002. Casi toda su tarea de recuperación del patrimonio cultural y artístico se ha sustentado en poco más de cinco personas. Las asambleas de socios rara vez tienen una asistencia que supere el 30 % de los asociados…

… Es una organización surgida de un grupo de personas que se proponen trabajar altruistamente por la recuperación del patrimonio histórico artístico de la comarca donde viven. Todo arranca de una persona que comienza a sembrar en su círculo de amistades una inquietud: no se pueden perder unas pequeñas joyas arquitectónicas que la historia ha dejado en nuestro entorno. Pero eso se decía en un momento –fin de la década de los sesenta- en el que a nadie preocupaba que aquellas viejas piedras fueran sepultadas por el paso del tiempo. Entonces no eran vistas como joyas, sólo unas ruinas más. De esas primeras conversaciones surgen unas cuantas convicciones que anidan en personas concretas dispuestas a trabajar por asuntos que trascienden su interés particular. Comienzan sin experiencia, con mucha voluntad, ganas y capacidad. Empiezan por restaurar iglesias y, paulatinamente, van descubriendo otros campos…

….Y todo hecho por unas pocas personas. Como se dice coloquialmente, cuatro y el de la guitarra, que se convierten en catalizadores de la comunidad….

En este caso la suma de iniciativas y la creación de actividades comunes que se consolidan son las que incrementan la riqueza de la comunidad. El capital social no es propiedad del individuo…”

Carmen Marcuello ha coordinado el trabajo con maestría y acierto en un campo poco estudiado y dificultoso. Tanto ella como los autores nos dan una visión muy nítida de lo que representa el capital social de las organizaciones no lucrativas.