Felis Gil del Cacho, autor d’o primer libro en aragonés tensino

Felis Gil del CachoDrento d’a nuestra comarca muitos han estato os autors que dezidión d’escribir en a suya luenga materna pa expresar os suyos sentimientos. Un d’els estió Felis Gil del Cacho, o primer autor d’un libro en l’aragonés d’a Bal de Tena. Pero tamién podemos destacar en os zaguers tiempos, más que más, a José María Satué que, escribindo en l’extinto aragonés de Sobrepuerto, nos ha amostrato a bida d’antes más en ixa redolada y ha recuperato l’aragonés que se i charraba.

Felis Gil del Cacho, u Felisón de Tramacastilla, naxió de Tramacastilla de Tena en 1924 y allí bibió dica que fizo os cuaranta años. Emigró ta Barcelona y s’adedicó a treballar de taxista y, dimpués, de conserche en a Universitat de Barcelona.

Ya en os años 80 publicó una colaborazión en a rebista Orache, que editaba o Ligallo de Fablans de l’Aragonés.

Desgraziadamén no podió beyer publicata ra suya obra completa. Estió un año dimpués d’a suya muerte, en 1987, cuan o Gubierno d’Aragón publicaba o libro O tión (recosiros de ra quiesta Balle Tena), que a suya edizión la fizo Miguel Martínez Tomey. Anque parixe que a suya obra no ye publicata de tot, seguntes o profesor José Enrique Gargallo, d’a Universitat de Barcelona, por o que agún bi ha textos ineditos.

O tión ye una mena d’autobiografía de Felisón de Tramacastilla y tien una gran balor etnografica fendo muita onra pa conoxer cómo transcurriba ra bida en a Bal de Tena, una forma de bida que se ye perdendo de tot y pa cutio. Gil del Cacho dexa constanzia, en todas y cadaguna d’as fuellas d’o libro, de l’amor que teneba, dende lexos, por a suya tierra, a Bal de Tena y Aragón, y a suya luenga, l’aragonés. A suya tierra y a suya luenga yeran presens de contino en el.

El mismo diz que chunto con atros altoaragoneses d’a ribera de Fiscal, Boltaña y Burgasé –que por zierto, a chuizio de Felisón, yera en do se charraba l’aragonés más puro-charraba en aragonés, pero atros se’n rediban u les daba firme bergüeña; a misma situazión pasaba en o lugar suyo. Yera plenamén conszién que charraba en atra luenga y en cuenta d’abergoñar-se d’ixo, como atros muitos fabladors, teneba delera por a luenga -un exemplo prou elocuén ye o cabo “Fatos y de segunda”-. Talmén beyendo cómo os catalans protecheban a luenga y a cultura d’els, Gil del Cacho parase más cuenta en a luenga y cultura aragonesas.

O libro se dibide en dos partes. La uno ye Charradetas de fabla aragonesa y costumbres d’a Bal de Tena (pp. 13-113) y l’atro ye Jotetas, trobos, chistes, chascarrillos y zaragatas (pp. 115-170).

En a primer parte reflexa a bida d’antes más en a bal, tenendo un gran caráuter antropolochico y etnolochico: cómo se treballaba en a montaña, os siñals en as orellas d’as obellas, as cabañeras, a birolla, a sanmigalada, as fiestas, as diferens fainas que se feban de chicorrons como espedregar, as carnizeras, leyendas como a d’o Frotonero, chuegos u cómo miraban de fer esquí sin cuasi meyos. Muitos d’istos costumbres y tradizions s’han perdito, feito que fa duelo a ro propio autor.

Drento d’iste conchunto sobresalen as istorias que s’adedican a ra bida pastoril: ya con doze años, Felis Gil del Cacho abió de baxar enta Garrapinillos a cudiar d’o ganato y en tierra plana bibir más de seis meses, bella bez en una caseta a ro canto d’o corral aguantando ixe orachote con a boira dorondonera denzima d’o tozuelo. Pero no se quedaba sólo que en ixo: a cabañera que caleba enfilar tamién de cara ta ra tierra baxa; abraguerar o bazibo, acarrazar as obellas, u ligar-las en as pederas. Pero en bellos meses ya, de nuebas, en o lugar, os chóbens ya yeran asperando-los en Polituara. Con tot y con ixo a Felisón ixa bida le feba goyo. Sin dembargo, a ra fin, dezidió d’emigrar ta Barcelona.

Espezialmén emotibo ye o recuerdo y recosiro que Gil del Cacho fa a ra zaguer fiesta mayor que se fizo en Lanuza antes que un entibo lo enfonsase y prou emotibo ye tamién o cabo titulato “Os deseos y as mías ilusions” en do muestra ra pena por os lugars abandonatos y a reibindicazión por una dignidá enta ro meyo rural.

En a segunda parte se replegan un conchunto de jotas, romanzes, chistes... que, por meyo de l’uso de l’umor y d’a ironía, fa una narrazión senzilla y áchil que relatan una caterba d’anecdotas.

Toz os textos son de dibersa prozedenzia, belunos le’n contón a l’autor y atros son feitos u recopilatos por el. A suya tematica abraca diferens temas como os zaguers lupos que bi abió en a zona, istorias de chóbens y suegras, trobos de mullers, cosetas de bruxas, cosetas de pelaires y sastres... Pero espezialmén son as istorias de mosens, prou chuzonas, como a d’o famoso mosen Bruno Fierro, as que tienen más protagonismo, que gosan estar, por un regular, falordietas comuns a muitos lugars. Tamién son prou interesans as jotas de rondas y os romanzes d’as zaguers pachinas por o suyo caráuter documental.

O interés lingüistico d’O tión ye prou gran si paramos cuenta que ye l’unico libro publicato en aragonés tensino escrito por una presona d’a bal que lo charraba dende chicorrón. A luenga que se reflexa en O tión ye l’aragonés zentral que se charraba en Tramacastilla, anque cal parar cuenta que l’autor emplega diferens ultracorrezions, ampres de parolas allenas a ra bal y bel catalanismo (nuei, ball, puxar, remoxar, parexa, festiu, preu...).

Felis Gil del Cacho, como tantos aragoneses, abió d’emigrar y dexar a suya bida aquí, pero no olbidó nunca a suya tierra ni a suya luenga.

Ixtas cuatro xotetas que tos zampo pa escominzipiá ya tos la charré l’otro diya, se refieren a ro lugar miyo, y las atrapazié p’un zagal chicotón, que acude a estudia, ta-ro colexio fogar de Xaca y que ye apuntato en a rebisteta que fan alli pa charrá, en Fabla.

Por o galacho Santa Lena, 
En a ball te zamparás, 
Y en que cruzes tres regüeltas, 
Tramacastilla güellarás. 
Tramacastilla de Tena, 
Ye bel lugar tarcual pulito, 
Y pa recliza tié, 
O tozal de Sandurico. 

En a zurda ye pigüelo 
En a dreta Chamediana 
En ó norte ye Nabero. 
Y en ó cubaxo ra Ratuara. 

Güena chen te trobarás, 
Un poqué zainos si quen són, 
Pero no les fagas caso, 
Que lo fan sin tron ni són. 

Pero; os kilobatios sen ban, 
Por as pilonas ta baxo, 
Pa emplenar tarcual as pochas, 
De toz ixos que no en són fatos. 

En a ball de Tena han feito, 
Dos badinas tarcual grans, 
Escluchinarón cuatro lugars, 
Y bellas zinco casas más. 

As xotetas que siguen, se refieren a ros treballos que febanos cuan yo yera choben y traballaba en ó lugar

Yo baxaba de muziecho, 
Cón bella carga de palla, 
M’esbarrato ta Sandiniés, 
Por qu’escuchato ra guitarrata.

Duna Mexacha lambreña, 
Ascape men amorisquié, 
Como yo no teneba perretas, 
Ascape se men fue. 

En a fuga de ra palla, 
Men puse a cortexar, 
Perregallo men quedé 
Por tenir que traballar. 

Cuan tornabanos d’[o] campo, 
Eslomaús de traballar, 
A pulinos bel poqué, 
Y ta ras fiestas a bailotiar. 
A ixo de las diez. 

Y a ra matinada siguien, 
O Pay ascape te clamaba, 
Pa que fuises ta ro praú 
A bailar cón a tuya dalla. 

O dallón ya no men corta, 
Y ro sol en ó tozuelo, 
Os tabanos que me fizan, 
Podeba bier sito Carabinero. 

Y pa rematar ista charradeta, 
tos zampo en a zaga, un bando 
asaber que biello de Panticosa 
y que cuan yo yera crío ya lo 
rechitabanos. 

De orden de ro Siñor Alcalde, se fa sabier, 
Que a caito un lurte en a Ripera, 
Y que no puen cruzar ni os cans, 
Y ra perra mallatas que s’atrebito a pasar, 
Sa clabato bel tarranco de buxo debaxo ra coda, 
Que a dito ro Albeitia, que ni cura ni curará.

Reproduzión d’o texto que escribió Felis Gil del Cacho con motibo d’una charrada en a Universitat de Barcelona, por encargo d’o profesor José Enrique Gargallo, y que se publicó en Estudios y Rechiras d’a Luenga Aragonesa y a suya Literatura. Autas d’a I Trobada, Uesca, Instituto de Estudios Altoaragoneses, 1999, p. 25.