Rincón de arte

Imagen de Amigos de Serrablo

En el término municipal de Sabiñánigo se conservan en la actualidad variadas muestras de la riqueza artística que esta Comarca del Serrablo debió tener en las pasadas centurias; una muestra de ello es la imagen de Nuestra Señora de Ubieto, que en nuestros días conservan, por riguroso turno anual, los pueblos de Latrás y Orna.  Anteriormente esta imagen se veneraba en un santuario al que acudían los fieles de Sieso, Orna, Artaso y Latrás, actualmente en ruinas, por cuyo motivo se conserva en los dos pueblos citados, únicos que se mantienen habitados.

El segundo día de Pascua de Pentecostés se celebraba la fiesta del santuario, a la que acudían los fieles de estos pueblos. Era costumbre observada con gran religiosidad el acudir los alcaldes de los cuatro pueblos con dos personas por lo menos de cada casa Finalizados los actos religiosos, y como se hacía en los pueblos de la montaña, se repartía entre lo fieles la caridad de pan y vino, bendecidos con anterioridad por el sacerdote, práctica ésta que nos recuerda el uso de la primitiva iglesia.

Se desconoce el origen de este advocación ya que no existe pueblo con este nombre ni el terreno sobre el que se asentó el santuario lo tiene; por otra parte, la fábrica de esta ermita no ofrece signos de antigüedad, lo más del último tercio del siglo XVIII, por lo que parece probable que el nombre de la advocación corresponda al devoto que costeara la construcción del santuario, ya que el apellido Ubieto es muy corriente en esta comarca.

La imagen de nuestra Señora de Ubieto es una virgen sedante y coronada, de 67 centímetros de altura. En su mano derecha lleva un ramo de flores y con la izquierda sostiene al niño en su rodilla.

Esta bella imagen es una talla románica policromada, del siglo XII, actualmente repintada, pero que se conserva en buen estado.