Semblanzas de mi lugar: Escartín

Todos los trabajos que afectaban al pueblo en general se realizaban colectivamente: arreglar y limpiar caminos, reparar y limpiar fuentes, etc. Periódicamente el Alcalde convocaba el "concello" (reunión municipal), al que acudía un miembro de cada casa, mayor de edad. Casi siempre se celebraba en las "escaleretas" de la plaza, tratándose los asuntos que afectaban al pueblo y acordándose los futuros vecinales. A estos trabajos asistía un hombre de cada casa, a veces, un pequeño sueldo del menguado presupuesto municipal. Si alguien no podía ir, se buscaba un suplente o realizaba el trabajo en otra ocasión.

En primavera y otoño se daba un repaso general por los caminos principales: cortar ramas de arbustos, árboles, aliagas, zarzas. Rehacer paredes, solo las que caían del camino a los campos; las que caían al camino debía repararlas el dueño del campo. "Enrollar' (empedrar) trozos de camino, etc. Cada pueblo llevaba el mantenimiento de los de su término municipal. Solamente había una excepción: el camino de Bergua a Otal por los huertos de Escartín, se reparaba entre los vecinos de estos dos últimos pueblos.

En las mismas épocas se limpiaba la cañería de la fuente, cuyo manantial está a un km. del pueblo: el agua se conducía por una pequeña tubería de cemento, hecha artesanalmente, con unos registros cada 25 o 30 m., a través de los cuales se pasaba un alambre, con un cascabel en el extremo delantero y un estropajo metálico en el otro.

A finales de primavera se reparaban y limpiaban las fuentes de la Sierra: una con abrevadero de cemento y tres con "vaciones" de troncos vaciados. Otras fuentes: "o Soro', "a Isuela", "a fuente allá".

Reparación de los edificios públicos: iglesia, escuela, herrería, "casa el pueblo", lavaderos, etc.

Mención especial merecen los trabajos a turno, a realizar por cada vecino, peatonalmente o con caballería. Se denominaba "ir de redolín". El Alcalde llevaba una lista en la que anotaba los servicios de cada vecino y avisaba al que "estaba en puerta". Con caballería: ir a buscar o llevar al Sr. Obispo, al Cura, al Maestro, al Inspector, al Veterinario, etc. Llevar la Cruz a Sta. Orosia o a alguna rogativa, llevar algún recado oficial a Broto, etc., se hacía andando. A la romería de Sta. Orosia, debía llevarse un "macho" para transportar las meriendas y cuidar la "mata" donde comían todos los del pueblo. Se procuraba que fuese una casa diferente a la que portaba la Cruz.

6.- La colada.

Tradicionalmente se hacía dos veces por año: una en primavera y otra en otoño. Posteriormente se efectuaba más a menudo. Al final el uso de la lejía y el jabón casero (los detergentes nunca se usaron) fueron sustituyendo a los antiguos métodos de limpieza, si bien se seguía haciendo colada en determinadas fechas del año. Se realizaba generalmente al lado de los lavaderos públicos, aprovechando algún día bueno, a veces en la cocina o en la puerta de casa. La ropa era predominantemente blanca: camisas, ropa interior "linzuelos", sábanas, etc.

Instrumentos:

  •  "Roscadero" de mimbres.
  •  "Coladera" (bacía cuadrada).
  •  Una "pozaleta".
  •  Jabón casero (con sosa y grasas animales).
  •  Ceniza de roble.
  •  Bacía de lavar, alargada.
  •  Tabla de golpear la ropa.

El proceso era el siguiente:

Se iba lavando la ropa con jabón, en la bacía. Sin aclararla, se iba colocando en un "roscadero", puesto sobre la "coladera". Cuando estaba casi lleno, se tapaba con una tela de cáñamo o lino, echando sobre ella una capa de ceniza de "caxico". A continuación se iba vertiendo agua caliente, que pasaba a través de la ropa, hasta caer a la "pozaleta". Esta operación se repetía varias veces, hasta que se consideraba suficiente. Posteriormente se aclaraba con agua abundante en los lavaderos públicos o en el barranco y se tendía en las galerías o paredes. Decían las dueñas que las sábanas y "linzuelos" quedaban más blancos tendidos al sol, bien anchos, en las paredes próximas a la casa.

7.- Medios de transporte.

El transporte de mercancías sólo podía realizarse por las personas y por los animales, pues las dificultades del terreno impedían el uso de ningún otro sistema. Por la misma razón los medios de transporte se reducían a los aparejos de las caballerías, con sus accesorios.

a) Transporte por las personas

El trabajo en la montaña exigía un esfuerzo físico considerable; desde el tortuoso andar por los tortuosos y empinados caminos, a levantar piedras, llevar fardos de paja o hierba, etc. El pastoreo quizá fuese el más suave, si bien exigía grandes caminatas y aguantar las inclemencias del tiempo. La actividad diaria servía de entrenamiento para no fatigarse en demasía.

Había una opinión generalizada de no utilizar los animales para ciertas actividades o simplemente para ir a caballo a los campos, aunque estuviesen parados, en la cuadra. Es una observación que hacemos y cuyas razones nos preguntamos... Parece como si mereciesen más cuidado que las personas. Por ejemplo; subir una cesta llena de tomates desde los huertos (3/4 de hora), llevar la comida a los campos, traer agua de la fuente, etc. Si los "machos" estaban en casa, ¿por que no se empleaban para estos menesteres?.

Medios y modos de transporte:

  •  La cesta: llevar la comida, acarrear productos hortícolas.
  •  El capazo: acarrear productos hortícolas. Se llevaba sobre la cadera o la cabeza, con un "rosco" de lana.
  •  El cántaro y la "pozaleta": acarrear agua.
  •  Sacos y talegas: productos diversos. Sobre el hombro.
  •  Cubierta de lana: acarrear paja o hierba. Sobre la espalda. Se llamaba "trusa".
  •  Alforja, mochila: llevar la merienda diaria.
  •  "Roscadero" (cuévano): hierba o paja para el consumo diario de animales. Sobre la espalda, sujetado por delante con un ramal.
  •  "Parigüela" (parihuela): como camilla para trasladar algún enfermo, entre dos o cuatro personas. También para llevar piedras.
  •  Pañuelo "fardero": cosas de uso personal, merienda, etc., para ir de viaje. En la mano y, por los caminos, con un palo sobre el hombro.

b) Transporte por los animales.

Entre los medios y modos de transporte podemos citar.

  •  El baste, generalmente con otros accesorios. Así, baste con "picos" para acarrear leña, fajos de "buxo", de "caxico" o de "pinarra". Con cajones, para llevar piedras. Con "algaderas", para estiércol. Con "aguaderas", cantaros de agua. Con "banastos", para llevar cerdos, corderos, etc.
  •  Aparejo, relleno de lana: acarrear cargas de hierba. Aparejo con "cargadores", para llevar sacos o talegas, "boticos" de vino, etc.
  •  Albarda, rellena de paja de centeno y lana: uso casi exclusivo de los asnos. Para todo tipo de cargas.
  •  Colleras: para labrar, "tirar" madera, trillar, etc.
  •  "Esturrazo": arrastrar piedras, con una caballería.
  •  Aparejo-montura, para ir de romería, de boda, etc.
  •  Silla de montar: llevar a la novia el día de la boda.